Coaching somático Mindfulmoves: la transformación en movimiento.

rawpixel-648566-unsplash 

 

¿Sabemos identificar nuestras sensaciones corporales?

A menudo identificamos nuestras emociones y pensamientos, pero poco sabemos interpretar, nuestras sensaciones corporales, fuera  del dolor. ¿Estamos entrenados a interpretar el lenguaje corporal con su abanico de posibilidades reveladoras, más allá del pensamiento o la emoción?   
Quiero abrir el debate sobre el campo de la somática,  disciplina que se ha ido autonomizando del campo psicológico, para asentarse como metodología orientada al cambio y a la transformación. También hablaré del coaching, que enfoca el cambio desde la perspectiva somática, como un lenguaje generador de conocimiento y evolución.
 
Cuando hablo de “somática”, la mayoría no acaban de entender el concepto. ¿Estamos hablando de emociones mal sintonizadas que hacen mella en el cuerpo? ¿O más bien del concepto de soma diferenciado de la psique, teoría que se sostuvo durante largos años en nuestra sociedad occidental?

 

La Educación somática

Lo cierto es, que la palabra somática, puede despertar curiosidad o indiferencia. En su sentido genuino actual, encierra la noción de procesos corporales sentidos. Thomas Hanna, profesor de la Universidad de Lobato en Estados Unidos y creador de su famosa técnica Somática, la definió como: El arte y la ciencia del proceso de interrelación entre la conciencia, la función biológica y el medio ambiente.
Esta idea se refiere a las sinergias existentes entre consciencia, cuerpo y medio y el objetivo es mejorar la funcionalidad.
 
La Educación somática encierra, un conjunto de técnicas dedicadas a potenciar esta interacción y mejorar nuestra adaptación al entorno. Técnicas y métodos como el Método Feldenkrais™, la técnica Alexander, la Eutonia y otros más, forman parte de esta disciplina.
 
Desde mi experiencia profesional como coach y educadora somática, siempre he buscado reunir estas dos metodologías tan enriquecedoras en modelos y procesos, orientados a ayudar a las personas a extraerse de su zona de confort e iniciar un camino esperanzador hacia el cambio y la concreción de sus propósitos.

 

El coaching somático MINDFULMOVES

De esta experiencia nace MINDFULMOVES un modelo de coaching somático, orientado al autoconocimiento, al autoliderazgo (o autogestión) y al bienestar.
 
Este modelo enfoca el cuerpo en movimiento y los procesos conscientes a través del cuerpo y su fisiología, como eje principal alrededor del cual se organiza el conocimiento de uno mismo y la transformación.
 
Si nuestra aparente falta de capacidad se refleja en nuestra valoración de nosotros mismos, creencias, autoestima o autoimagen, podemos dar por sentado que nuestra corporalidad también reflejará ese estado.
 
Piensa en algún momento de tu vida, donde no te hayas sentido capaz de afrontar un desafío ¿Cómo era tu postura? ¿Cómo era tu andar y tus movimientos? ¿Cómo sentías tu cuerpo? Seguramente expresaba la emoción del momento y carecía del impulso necesario para seguir adelante costará lo que costará con inteligencia y coherencia. Para clarificar propósitos, tomar decisiones o pasar a la acción es necesario corporizar nuestra intención.
 
De la misma manera, que podemos elaborar una emoción, dándole sentido y permitiendo su autorregulación, lo mismo podemos hacer con nuestras sensaciones y movimientos. La toma de conciencia de nuestras vivencias corporales, así como el nuevo aprendizaje, nos conducen, a la solución de lo que obstaculiza, la fluidez en el ser o actuar.  
 
El cuerpo, refleja las tensiones emocionales y mentales y nuestra postura y movimientos se han ido construyendo y amoldando desde esta experiencia.
 
Enfocando el cuerpo, haciendo una lectura de nuestras vivencias ancladas, en nuestra fisiología, liberamos el potencial, a menudo dormido, hacia nuestros sueños y metas.

 

La incorporación del objetivo

Otro aspecto importante del enfoque de coaching somático, es corporizar nuestra visión y compromiso.
 
Enfocar el cambio desde lo puramente mental nos resta potencia, pues careceremos de la vinculación, a la zona más íntima de nosotros mismos, anclada en la experiencia vital.
 
Saber elegir, sostener nuestras decisiones, mantenerlas, tomar acción, son acciones que necesitan de un compromiso entero, expresado en la globalidad.
 
Implicando cada célula de nuestro ser, escuchando el impulso interior, dejamos atrás las sombras que enturbian el bienestar.
 

¿Qué dice de nosotros nuestra corporalidad? 

Tomate un momento y cierra los ojos. ¿Qué sientes dentro de ti? ¿Qué te dice tu cuerpo?
 
La realidad del cuerpo o del movimiento es tal, que, al poner atención en ella, dejamos de engañarnos y conectamos con una experiencia más verdadera.
 
El cambio llega a través de los tres centros vitales del pensamiento, el sentimiento y la corporalidad (la acción).
 
El soma representa esa zona de intuición en la cual podemos confiar y dejarnos sostener hacia la congruencia y la autenticidad.
 
Poniendo atención en nuestras sensaciones, identificando ahí donde no fluimos con el entorno, dándonos opciones y dejando que nuestro movimiento corporal nos acerque a la situación o estado deseado, podremos iniciar un proceso de cambio y de transformación.

 

Susana Ramón

Follow feldenkraisbcnsusana on youtube
2 comentarios
  1. Alfonso says:

    Hola,

    Estoy buscando el libro del que proviene la siguiente cita: “Si cambias la manera de moverte, cambias la manera de pensar”. ¿Me podrían ayudar? No encunetro en cuál libro de Feldenkrais está esa cita. ¡Muchísimas gracias!

    Responder
    • Susana Ramon says:

      Hola Alfonso, no te podria decir concretamente en que libro se encuentra esta frase y no se si es de Moises Feldenkrais. Lo siento, espero encuentres.

      Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>