Potencia tu energía

Hombre corriendo

Entramos en el invierno. Los días se acortan, las temperaturas bajan, tendemos a recogernos, nuestra energía cambia.

La energía nos permite accionar de forma fácil. Sin energía no podemos vivir, relacionarnos, realizar. Sin energía no hay decisión, motivación.

¿Cuál es tu capital energía? ¿Te has preguntado alguna vez en que situaciones ganas o pierdes energía?

Los ladrones de tiempo son también consumidores de energía.

Seamos jóvenes o mayores, necesitamos preservar nuestro capital vital, priorizando y evitando el agotamiento.

La gestión de las prioridades es un ahorro energético. 

Para potenciar tu energía:

Duerme las horas que necesitas.

Conoce tus prioridades: distingue entre lo urgente y lo importante y prioriza en lo que te quieras enfocar.

Ponte  objetivos. Ponerse objetivos es una manera de motivarse. Sin objetivos claros nos dejaremos sumergir por situaciones cotidianas, dispersando nuestras acciones.

Genera situaciones placenteras. Ver amigos, pasear, leer, tener hobbies, hacer deporte. Las relaciones nos revitalizan, nos permiten disfrutar del momento y dejar momentáneamente las responsabilidades. Desconecta para conectar.

Alterna los momentos de acción con los de recuperación. Aprende a introducir momentos de descanso en tus tareas para revitalizarte.

Conecta con tus pasiones, con lo que disfrutas haciendo.

Busca personas que te inspiren. Las personas exitosas suelen hacer las cosas fáciles, con energía renovada y objetivos claros.

Recupera tu energía.

Conecta con aquello que te inspira e incrementarás tu energía.

Si este post te ha gustado, !deja un comentario y compártelo!

Susana Ramon

www.inpuls.es

 

2 comentarios
  1. Paz
    Paz Dice:

    Muy interesante, gracias por recordarnos la forma de recuperar energía diaria!
    Conectar con tus pasiones, y generar situaciones placenteras, desde luego sube mucho la energía…! Gracias!

    Responder
    • Susana Ramon
      Susana Ramon Dice:

      Gracias Paz, tenemos que recordarlo porque muchas veces sumergidos en las actividades cotidianas, nos olvidamos de como preservar nuestra energía. Me alegro que te sirva! Si tienes temas que te gustaría tratar no dudes en hacérmelo saber.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *