Lo que realmente quieres priorizar

 

¿Porque nos cuesta tanto identificar cuáles son nuestras verdaderas prioridades y nuestros deseos reales?

No siempre nos es fácil distinguir las prioridades. Aquello que nos ocupa en nuestro día a día puede ser más o menos importante o secundario según como actuemos en el tiempo y según el espacio que demos a nuestra acción.

¿Cómo podemos distinguir lo que realmente nos importa, lo que realmente queremos priorizar ante aquello que forma parte de la rutina cotidiana y por muy necesario que sea, no aporta gran diferencia en nuestra vida?

Tenemos que dejar un espacio y un tiempo para reflexionar sobre aquello que es importante y como lo queremos concretar.

Cuando queremos crear algo excepcional en nuestra vida, necesitamos estar en un estado excepcional, con unas conductas, actitudes y emociones excepcionales, dicho de otra manera necesitamos salir de lo rutinario y lanzarnos al vacio de la novedad.

Todos estamos capacitados para ser creativos y generar algo nuevo, cambiar de trabajo o crear una empresa o actividad, mejorar las relaciones, cambiar una actitud o un habito, enriquecerse o generar más dinero,  desafiarse con nuevos retos o encontrar pareja.

¿Qué es lo que hace que algunas personas lo logren y otras no?

Salir de la zona de confort no es más que estar en un estado en el cual aceptamos desapegarnos de nuestras rutinas y confiar en nuestra creatividad.

Y con ello no quiero decir que las rutinas son malas sino más bien cómodas  y poco expansivas.

La creatividad es un estado en el cual no siempre conocemos lo que está por llegar. Es un estado generativo para la mente y el cuerpo, abierto y disponible.

Las respuestas cognitivas no siempre son suficientes cuando queremos encontrar soluciones a nuestros problemas, pues algunas de ellas tienden a reproducir viejos enfoques y costumbres

La dimensión corporal influye de manera determinante en nuestras reacciones frente a la manera de enfrontar un reto, un desafío, pues el registro somático lleva consigo un campo de emociones conocidas, que responderán de manera habitual a las diferentes situaciones que vivimos.

Si queremos responder de manera diferente a los cambios que se nos presentan, necesitamos generar un nuevo registro cognitivo y somático a la altura de las nuevas perspectivas o circunstancias.

Si estamos contraídos y tensos no podremos dejar fluir nuestra mente para encontrar nuevas soluciones a viejos problemas. Si queremos nuevas soluciones es importante relajarnos.

Dar importancia al aspecto somático cuando queremos crear, decidir o actuar es permitirnos acceder a un nivel de conciencia más apto para establecer intenciones, tomar decisiones y esculpir un plan de acción.

Desde ese nivel de conciencia podremos identificar y priorizar lo que realmente queremos y crear y llevar a cabo las acciones necesarias para conseguirlo.

Susana Ramon

www.inpuls.es 

1 comentario
  1. laura brugnola
    laura brugnola Dice:

    Hola Susana, gracias por tu texto, es muy interesante, y me encuentro perfectamente de acuerdo contigo. El problema es tomar verdadera conciecia de si mismo. Es casi toda la vida que trabajo asia esta dirección: la busqueda de la autocociencia, pero todavìa no he llegato a la meta.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *