Articular su fuerza. ¿Sabes lo que hay que hacer?

Todos necesitamos fuerza y capacidad de propulsarnos hacia adelante, hacia nuestros sueños.

La capacidad de propulsarse empieza a muy temprana edad, en al primera infancia cuando empezamos a establecer confianza con nuestra base de sustentación y más tarde a dar los primeros pasos hacia el espacio.

¿Cómo articulamos la fuerza que nos llevara más tarde a ser adultos en plena posesión de sus capacidades?

Articular es saber expresar nuestro primer lenguaje, el lenguaje reflejo de nuestros movimientos y de nuestro cuerpo, sobre el cual se construyen nuestras respuestas a las situaciones que vivimos.

Sabemos responder a ellas para sacar el mayor provecho o por el contrario nos dejamos sumergir y capitulamos.

Sabemos lo que tenemos que hacer pero a menudo nos faltan recursos para hacerlo.

La capacidad de responder a nuestro entorno de manera justa y adaptada, nos hace proactivos y nos satisface.

La materia refleja de nuestras sensaciones nos da la fuerza para saber cómo accionar,  de manera fácil pues nuestro lenguaje corporal está escrito y preparado para ello.

Necesitamos vitalidad y capacidad resolutiva para salir airosos de las situaciones que se nos presentan.

Articular su fuerza es saber sostenerse y sostener las situaciones cotidianas. Es expresar un potencial innato como respuesta adecuada a los estímulos internos y externos.

No dejarse sumergir.

Es saber crear a partir de la vivencia de cada día y reforzar la capacidad de responder sin queja ni procrestinacion. 

Es poder encontrar su sitio en el mundo para dejar una huella profunda.

Este potencial existe en el lenguaje de nuestros movimientos si sabemos descubrirlo.

Susana Ramon

www.metodofeldenkrais.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *