Ser Flexible (desde el Método Feldenkrais™)

manuel-schinner-349153-unsplash

 

 

Flexibilidad vía adaptación

La flexibilidad es una capacidad de adaptación, contraria  a la rigidez, que se decanta por encasillar las situaciones, obviando las soluciones diferentes a las ya conocidas.

Como decía Darwin, no mes el más inteligente que sobrevive, sino el que sabe mejor adaptarse.

Rigidez corporal y mental

Cuando hablamos de rigidez corporal, nos referimos a un estado del cuerpo antinatural, es decir lejano a muestreo diseño original, que sería funcionar con una cierta armonía entre todos los componentes del sistema, en este caso musculo-esquelético.

Nos acostumbramos a nuestras tensiones, malestar o rigideces como parte de nuestro modus vivendi con el deseo hipotético de aliviar esa tensión, una vez por todas y vivir con mayor libertad.

El camino de la rigidez a la flexibilidad es posible si le dedicamos un tiempo y un espacio tanto mental como físico.

Muchas de nuestras rigideces proceden de viejos aprendizajes o conductas heredadas que hemos transformado en hábitos y hemos adoptado fielmente, sin dudar de que su acción fuera en algún momento perniciosa.

Las emociones mal gestionadas, vienen a engrosar la lista de conflictos plasmados en el cuerpo, de preferencia en el sistema muscular pero también orgánico, celular, endocrino.

El resultado de nuestras memorias habita en nuestro cuerpo y podríamos decir “nos auto dirige”.

Pensar el cuerpo y mover la mente

Pensar el cuerpo de tal forma, es dar cabida al conjunto de conductas que se han ido elaborando no solo  a nivel mental, sino también físico y emocional.   

Lo bonito es que desde este pensar consciente, podemos disolver el cumulo de tensiones mal digeridas y si bien ello necesita su tiempo, hay maneras más breves de poder aliviar la rigidez cotidiana.

El Método Feldenkrais es una de ellas, por la eficiente lectura que propone, de lo que es una buena organización neuromotora desde el sistema nervioso.

La conciencia integrada del uso de uno mismo y el consecuente aprendizaje de un movimiento “flexible”, uno de los criterios de un buen movimiento por Moshe Feldenkrais™, son los estandartes para un cambio somático y neuromotor.

La consciencia neuromotora toma aquí especial importancia y permite una readaptación novedosa y familiar al entorno cambiante en el que interactuamos.

¿Es posible pasar de la rigidez a la flexibilidad?

Pasar de la rigidez a la flexibilidad es ahora posible cuando aceptamos identificar hábitos obsoletos y conductas estereotipadas y decidimos cambiarlos.

Solo basta con ejercitar algo de voluntad, una comprensión esclarecida de nuestra relación a nosotros mismos a través de nuestro cuerpo y un afán de recuperar el bienestar perdido.

Sin duda integrando nuevos hábitos, aprendiendo movimientos eficientes, introduciendo conductas más idóneas, el resultado surgirá cada vez más visible y esperanzador en la recuperación de nuestra flexibilidad natural.

 

 Susana Ramón

Te pasa que no acabas de estar bien en tu cuerpo, tienes dolores o te sientes rígido?

¿Quieres aliviar la tensión y acabar de una vez por todas con esta situación?

!Tengo la solución adecuada para ti!

!Pincha en el enlace más abajo y podrás revertir la situación para un bienestar total y duradero!

El placer de moverse libremente. ¿Flexibilidad o rigidez? 

Follow feldenkraisbcnsusana on youtube
1 comentario

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>