Superar los momentos de crisis

 dmitry-ratushny-64773

 

A todos nos gustaría evitar las crisis.

Crisis es sinónimo de caos, de situación incontrolable que nos sumerge en estados emocionales inesperados. 

Crisis personales, profesionales, sociales, políticas, todas ellas forman parte de nuestra vida cotidiana y marcan nuestro día a día dejándonos indefensos y a menudo incapaces de superarlas.

Lo que sí es cierto,  es que no hay cambio duradero sin crisis.

Una de las herramientas del coaching, el mapa de los ciclos del cambio, nos habla de cómo gestionamos el cambio en todo proceso o proyecto personal o profesional.

Existen diferentes fases:

La fase 1 es la de alineación o carga: Al iniciar un proyecto, iniciamos un periodo de impulso, a través del cual disfrutamos de nuestro proyecto. En esta fase todo es maravilloso y disponemos de la energía necesaria para impulsar cualquier tipo de acción que nos llevará hacia el cumplimiento de nuestros objetivos.

En la fase de estancamiento o desincronización, basculamos hacia la rutina y la insatisfacción. Aquello que nos motivaba deja de hacerlo y nos volvemos reactivos en lugar de proactivos. Nos desencantamos.  En este periodo tendemos a apegarnos a lo viejo, a lo conocido pensando que actuando de manera conocida, nuestro plan funcionara. Nos refugiamos en viejos valores o reglas sin posibilidad de revaluar nuestra vida y de soltar las viejas creencias o actitudes.

Desgraciadamente esta fase es cómoda, pues nos evita la dificultad de afrontar lo desconocido y mientras que la incomodidad o el dolor no sean superiores al miedo a cambiar, nos acogemos a ellos prefiriendo seguir por el camino trazado que empezar por nuevos derroteros.

En esta fase, también podemos operar un cambio de tipo1, introduciendo algunos cambios menores, para renovar nuestra fase de vida o iniciamos un cambio de tipo 2, a través del cual iniciamos una transición fundamental, para abrirnos a un nuevo y desconocido capitulo vital.

En la tercera fase, la de retirada, dejamos atrás lo que no funciona, aquellos aspectos que ya no nos aportan gran cosa y nos disponemos a afrontar el vacio, lo desconocido.

En esta fase llamada también fase de “cocooning”, reconsideramos nuestra vida, tomamos contacto con valores fundamentales y sentimientos verdaderos.

Al finalizar esta etapa, hemos podido renovar nuestra visión y encontrar un nuevo sentido a nuestros propósitos.

La  cuarta fase, la de renovación y experiencia, nos conduce a entamar nuevas relaciones, explorar y llevar a cabo nuevos proyectos y ser más creativos. Renacemos o nos renovamos.

Al transitar cada una de estas fases, iniciamos un periodo de cambio vital dictado también por emociones, unas positivas y otras negativas. Las emociones determinan la manera en la que enfocaremos esos periodos de aprendizaje y desazón (para algunos).

Por ello la gestión emocional es básica si queremos no perdernos en estados que nos perjudican en la medida en que no nos dejan evaluar con neutralidad lo que está en juego realmente.

Las emociones son importantes por su función protectora pero distorsionan la realidad.

Por ello reconocerlas, identificarlas, asumirlas y transformarlas serán el camino propicio a una buena gestión del cambio y de la situación de crisis que lo acompaña..

Algunas de las actividades que nos permiten la gestión de nuestras emociones en tiempos de crisis, son:

Relajarse.

Aprender a respirar.

Cambiar los pensamientos negativos.

Revisar las creencias.

Tomar momentos de ocio y diversión.

Reducir la carga de trabajo.

Entamar buenas relaciones, relaciones de apoyo.

Hay muchas más, la lista es exhaustiva. Lo que sí es seguro es que cuando empezamos a gestionar nuestras emociones, podemos afrontar con más calma y ligereza los momentos de crisis.

Y lo contrario, por supuesto, también es cierto.

Susana Ramón

 

 

Follow feldenkraisbcnsusana on youtube
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>